Gálatas 6:14 En cuanto a mí, que nunca me jacte de otra cosa que no sea la cruz de nuestro Señor Jesucristo. Debido a esa cruz, mi interés por este mundo fue crucificado y el interés del mundo por mí también ha muerto.

viernes, 3 de marzo de 2017

El lado obscuro del corazón



Quien no ha pasado por experiencias de abandono  en donde las personas que se decían tus amigos o hermanos en la fe con los cuales pensabas que tenias una relación estable y firme, un día simplemente se marcharon sin un motivo “aparente”  para después enterarte por terceras personas de sus razones y escuchar cosas terribles e inimaginables de lo que motivó su separación sin jamás haber escuchado de sus propios labios esas observaciones.

Quien no se ha sentido engañado. Todos de una manera u otra. Y si a esto le agregas un ingrediente. Que esto te suceda con tu propia familia. Hermanos, papás, primos, tíos, etc…la cosa esta todavía peor. 

No deberíamos de espantarnos o de frustrarnos. En realidad la palabra de Dios es muy clara en cuanto a este tema. El problema del hombre siempre será el corazón.
Desafortunada y afortunadamente  nosotros solo vemos el exterior y no el interior.  Dice la palabra en Jeremías 17: 9-10

Jeremías 17: 9
Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá
10: Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.

NTV. Nueva traducción viviente

Jeremías 17:9
 »El corazón humano es lo más engañoso que hay, y extremadamente perverso. ¿Quién realmente sabe qué tan malo es?
10: Pero yo, el SEÑOR, investigo todos los corazones y examino las intenciones secretas. A todos les doy la debida recompensa, según lo merecen sus acciones».


Es un hecho de que el corazón del hombre, aún cuando ha sido transformado y lavado por el Señor, sigue siendo perverso y engañoso. Esto nos debería de animar a saber que estamos expuestos a este tipo de situaciones de engaño y que nosotros también muchas veces hemos actuado de esa manera.

¿Esto significa que esta actitud está justificada? ¡no! ¡de ninguna manera! De hecho la Biblia nos enseña que debemos de confiar no en nuestro corazón sino en el Señor y que lo que muchas veces “parece” bueno y correcto en realidad es malo e incorrecto. De esto habló el Señor Jesús a los fariseos:

Lucas 16:15 
Entonces les dijo: Vosotros sois los que os justificáis a vosotros mismos delante de los hombres; mas Dios conoce vuestros corazones; porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación.

La historia de cómo David fue ungido es una muestra de esto y de como el Señor tuvo que enseñarle al profeta Samuel como no dejarse llevar por las apariencias.

1 Samuel 16:7 
Pero el SEÑOR le dijo a Samuel: —No juzgues por su apariencia o por su estatura, porque yo lo he rechazado. El SEÑOR no ve las cosas de la manera en que tú las ves. La gente juzga por las apariencias, pero el SEÑOR mira el corazón.

En su comentario bíblico Jamieson Fausset Brown dice lo siguiente sobre la escritura de Jeremías:

engañoso—de una raíz que significa “el que suplanta”, “el que echa la zancadilla”, por cuyo acto recibió Jacob su nombre (Oseas 12:3). Al decir de los judíos que son engañosos de corazón, el profeta usa con mucha propiedad un término que alude a su antepasado, cuyo engañoso proceder, no su fe, imitaban. Su “suplantación” la realizó con la mira de obtener la bendición de Jehová. Abandonan a Jehová para “confiar en el hombre” (v. 5), y luego creen que engañan a Dios, como si escapase a su conocimiento que es en el hombre y no en él en quien confían.

perverso—“incurable” “frágil”  “débil” “malvado” “deplorable” “enfermo” “incurable” (Miqueas 1:9). Confiar en el propio corazón es tan necio como confiar en el prójimo (Pro 28:26).

Esa era la razón por la cual el Señor siendo Dios  no confiaba en el hombre.

Juan 2:23 
Debido a las señales milagrosas que Jesús hizo en Jerusalén durante la celebración de la Pascua, muchos comenzaron a confiar en él.
24: Pero Jesús no confiaba en ellos porque conocía la naturaleza humana.
25:  No hacía falta que nadie le dijera cómo es el ser humano.

Recordemos que el Señor en carne propia vivió la traición y el engaño de uno de sus discípulos y  aunque esto no lo tomo por sorpresa (el ya sabía quien lo iba a entregar) nos deja una lección muy importante.

Finalmente. A   todo esto, nos preguntamos si existe alguna cura o forma de evitar vivir de esta manera y la respuesta es "si" y "no" . De hecho la palabra nos da la respuesta. Esto lo veremos en la siguiente entrega.



Share:

jueves, 9 de febrero de 2017

La subjetividad dentro de la Iglesia

(... aquí va el contenido ...)


¿Qué es la subjetividad? esta es la definición: 

En la teoría del conocimiento, la subjetividad es la propiedad de las percepciones, argumentos y lenguaje basados en el punto de vista del sujeto, y por tanto influenciados por los intereses y deseos particulares del mismo. Su contrapunto es la objetividad, que los basa en un punto de vista intersubjetivo, no prejuiciado, verificable por diferentes sujetos.
Desde el punto de vista de la sociología la subjetividad se refiere al campo de acción y representación de los sujetos siempre condicionados a circunstancias históricas, políticas, culturales, etcétera.
El concepto de subjetividad está vinculado a una cualidad: lo subjetivo. Este adjetivo, que se origina en el latín subiectivus, se refiere a lo que pertenece al sujeto estableciendo una oposición a lo externo, y a una cierta manera de sentir y pensar que es propia del mismo.
En este sentido, puede afirmarse que la subjetividad es una propiedad opuesta a la objetividad. Mientras que la primera se sustenta en la opinión y los intereses propios del sujeto, la objetividad implica tratar a los conceptos como si fuesen cosas, de manera distante y con la menor implicación personal posible.

Esto es lo que realmente estamos encontrando dentro de la Iglesia. el día de hoy escuchamos "predicar"  o "platicar" (como lo dijo el hijo de Jesús Adrian Romero a su exposición dominical)  a muchos,  que se hacen pasar por predicadores o ministros,  pero con un lenguaje y una mentalidad totalmente subjetiva, con el imperioso afán de "llegar e identificarse con las masas" o simplemente caerles bien. esto es  algo totalmente incorrecto.


el apóstol Pablo escribió  lo siguiente: 

Timoteo, enseña estas cosas y anima a todos a que las obedezcan. Puede ser que algunas personas nos contradigan, pero lo que enseñamos es la sana enseñanza de nuestro Señor Jesucristo, la cual conduce a una vida de sumisión a Dios. Cualquiera que enseñe algo diferente es arrogante y le falta entendimiento. Tal persona tiene el deseo enfermizo de cuestionar el significado de cada palabra. Esto provoca discusiones que terminan en celos, divisiones, calumnias y malas sospechas. Individuos como estos siempre causan problemas. Tienen la mente corrompida y le han dado la espalda a la verdad. Para ellos, mostrar sumisión a Dios es solo un medio para enriquecerse. (1 Timoteo 6:2-5 NTV)


Estamos inmersos en una gran cantidad de pseudo predicadores, desde los más conocidos hasta los menos conocidos que están obsesionados con hablar, enseñar y predicar de un subjetivismo enfermizo.  

Jamás en la escritura, encontramos que El Señor hablará a las masas de manera subjetiva o ninguno de los apóstoles. fueron muy claros sobre lo que Dios quería que supiéramos y cuando abordaron el tema de la salvación no trataron de caerle bien a sus oyentes. de hecho, es precisamente la subjetividad la que predominará entre los falsos maestros, de los que no lo son. eso fue lo que Pablo le escribió a Timoteo: 

Llegará el tiempo en que la gente no escuchará más la sólida y sana enseñanza. Seguirán sus propios deseos y buscarán maestros que les digan lo que sus oídos se mueren por oír. Rechazarán la verdad e irán tras de mitos. (2 Timoteo 4:3-4 NTV)

y la orden de Pablo a Timoteo fue muy clara en el mismo contexto: 

Pero tú debes mantener la mente clara en toda situación. No tengas miedo de sufrir por el Señor. Ocúpate en decirles a otros la Buena Noticia y lleva a cabo todo el ministerio que Dios te dio. (2 Timoteo 4:5 NTV)

  
Los constantes mensajes de cantantes, predicadores y artistas de la llamada comunidad "cristiana" son un ejemplo de ello. eso sin contar sus canciones que carecen de un mensaje objetivo, bíblico.   

Sin importar quien lo diga, no podemos pasar por alto esto. es muy claro desde la creación hasta Apocalipsis la manera en que El Señor habla en su Palabra y en ninguna parte encontramos un mensaje subjetivo o a los protagonistas de las historias bíblicas haciendo las cosas a su manera o re interpretando el mensaje de Dios con el fin de expresar su mensaje o de caer bien. más bien, aquellos que se rebelan y dan un mensaje opuesto se les considera herejes y rebeldes. ejemplos obran en la escritura. mantengamos claro el mensaje del evangelio y al hacerlo veremos como por si mismo tiene la capacidad de cambiar y transformar las vidas de la gente . en esto radica el verdadero poder de Dios. 

Y ahora los encomiendo a Dios y al mensaje de su gracia, que tiene poder para edificarlos y darles una herencia junto con todos los que él ha consagrado para sí mismo. (Hechos 20:32 NTV)


Share:

martes, 7 de febrero de 2017

El verdadero éxito espiritual



Me llego un correo de una revista cristiana (supongo yo por el título) y no pude evitar leer la portada y el titulo de la misma: “HOMBRES EXITOSOS” y me llamó mas la atención las fotografías de las personas a las que hacía alusión el titulo. Ya que en lo personal creo que el “éxito” no se mide en términos humanos o terrenales, para eso se encargan revistas como FORBES, EXPANSION, FORTUNE y todo ese tipo de magazines seculares en donde se mide el éxito por los logros, la fortuna, ganancias, proyección, expansión de negocios, audacia, etc.
Y si hablamos de este “éxito” entonces podríamos decir que personajes como : “Enoc, Noé, José el soñador, Juan el Bautista, el profeta Isaías, Jeremías, los profetas menores, Ezequiel, Moisés, Pablo el apóstol, los apóstoles del Señor, y el mismo Señor Jesucristo (por citar solo a algunos) no podría encajar en esa lista. El diccionario de la real academia española define la palabra “éxito” de estamanera:

Éxito.
1. Resultado feliz de un negocio, actuación, etc.
2. Buena aceptación que tiene alguien o algo.

Esto, lo único que manifiesta, es lo lejos que se ha apartado la iglesia del Señor, al catalogar a estos personajes como gente “exitosa” y por el otro lado, lo certero de esta publicidad al definir a estos personajes de la música “cristiana” contemporánea como personas de “éxito” de acuerdo al mundo:
“RESULTADO FELIZ DE UN NEGOCIO O ACTUACION, ETC.” “BUENA ACEPTACION QUE TIENE ALGUIEN O ALGO”

Pobres de los pastores que pierden la vida en Irán, Afganistán, China, países musulmanes, y aquí mismo en nuestro amado país de México en las montañas y sierras donde se pierde la vida por Cristo, no son “exitosos”. Que lastima que la Iglesia no pueda entender todavía lo que verdaderamente es el éxito de acuerdo a Dios.


Hebreos 11:36-38
Otros experimentaron vituperios y azotes, y a más de esto prisiones y cárceles.
:37 Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados;
:38 de los cuales el mundo no era digno; errando por los desiertos, por los montes, por las cuevas y por las cavernas de la tierra.

 Es un hecho que el Señor a lo largo de todo nuestro peregrinar trata de ponernos en situaciones y circunstancias que nos llevan a quebrar nuestro orgullo y probar nuestro carácter.

Algo que el apóstol Pablo escribe a los Corintios es precisamente el "secreto vivir su vida en un "éxito" que poco o nada se habla y que si es un éxito espiritual efectivo. 

Cada vez él me dijo: «Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad». Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí. Es por esto que me deleito en mis debilidades, y en los insultos, en privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo. Pues, cuando soy débil, entonces soy fuerte. (2 Corintios 12:9-10 NTV)

En esto radica el verdadero éxito espiritual. En saber que somos "débiles, flacos, incapaces" de cualquier cosa y que el poder de Cristo verdaderamente repose o actué. La palabra griega original habla de una carpa que cubre todo. ¡Eso es exactamente lo que necesitamos! 
Si se hablara de esto y se enfatizara lo fuertes que somos (como algo malo y un estorbo) y lo poco dispuesto que estamos a ser débiles, las cosas serían distintas. 

El mensaje de hoy es un mensaje centrado en la capacidad del ser, en la fuerza que tenemos, en un "TODO LO PUEDO EN CRISTO"  mal enseñado y sacado de contexto. Demasiado  humanismo y cuando el cristiano está siendo probado (como todo santo de la historia y como los hombres de Dios de la Biblia) llevándolo a lo más bajo y probando el polvo, inmediatamente se le enseña que rechace todo eso, que  es el diablo, que no es la voluntad de Dios que le pase eso. Sin darse cuenta que es el mismo Señor quien lo está moldeando y enseñando a ser como El. ¡Qué momento tan glorioso! ¡No puedo imaginarme a José rechazando lo que El Señor estaba haciendo en su vida!  Sin embargo, José era un hombre espiritual, entendido. Dice la Palabra que el mismo les dijo a sus hermanos lo siguiente:

«Por favor, acérquense», les dijo. Entonces ellos se acercaron, y él volvió a decirles: «Soy José, su hermano, a quien ustedes vendieron como esclavo en Egipto. Pero no se inquieten ni se enojen con ustedes mismos por haberme vendido. Fue Dios quien me envió a este lugar antes que ustedes, a fin de preservarles la vida. El hambre que ha azotado la tierra estos dos últimos años durará otros cinco años más, y no habrá ni siembra ni siega.
Dios me hizo llegar antes que ustedes para salvarles la vida a ustedes y a sus familias, y preservar la vida de muchos más. Por lo tanto, fue Dios quien me envió a este lugar, ¡y no ustedes! Y fue él quien me hizo consejero del faraón, administrador de todo su palacio y gobernador de todo Egipto. (Génesis 45:4-8 NTV)

Entendió que fue el Señor el que le había pasado por todo esto con un propósito. En nuestro caso es lo mismo. El plan del Señor ya no es la preservación, pero, si el ser como su hijo y llevarnos a esa medida. (Efesios 4:13)



Que El Señor nos permita poder decir como el apóstol Pablo:
YA NO VIVO YO, CRISTO VIVE EN MI... 


Share: