LA DIVINIDAD DE JESÚS Y SUS MILAGROS (1 parte )




Cuando se habla de los milagros y señales que el Señor llevo a cabo durante su ministerio terrenal,  se tiende a pensar que esos mismos milagros y señales pueden y deben ser llevados a cabo el día de hoy por la iglesia con el fin de que estos den testimonio del poder de Dios y que como consecuencia la gente pueda “creer” y conocer a Dios. 

Creo que El Señor en su voluntad Soberana puede hacer milagros y señales el día de hoy. Pero creo que estamos pasando por alto algo muy importante y relevante que estaba detrás de estos milagros y señales y que muchas veces (sino es que siempre) no entendemos.

¿CUAL  ERA EL PROPÓSITO DE LOS MILAGROS?

El evangelio de Juan es uno de los Evangelios que nos dice de manera clara cuál era el propósito de los milagros y señales.
Juan 20:30-31 
 Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. : 31  Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre. 
El Apóstol Juan nos dice casi al final de su evangelio cual fue el propósito por el cual escribió el mismo.

PARA QUE CREAMOS QUE JESÚS ES EL UNGIDO, EL MESÍAS  EL MISMO DIOS y que al hacerlo creamos y como consecuencia tengamos VIDA ETERNA.
Pareciera que no hay contradicción en decir que los milagros sirven para que la gente crea. Pero si analizamos el Evangelio nos daremos cuenta de que existe una gran diferencia entre lo que se dice el día de hoy sobre los milagros y lo que quiso decir Juan.

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA? 

Cuando hablamos de creer que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios estamos hablando más allá de simplemente creer. En tal caso nuestras culturas latinoamericanas católicas ya han creído.  Desde pequeños se les enseña en el catecismo a “creer” que Jesús es el Cristo el Hijo de Dios. Pero Juan está tratando de llevarnos mucho más allá. 

LAS PRUEBAS.
Cuando Juan escribe su evangelio tiene en mente poder comprobarles  a sus lectores judíos 2 cosas y al mundo gentil en general 1 cosa. 


A LOS JUDÍOS: 
1. Que este hombre llamado Jesús, carpintero judío y   de quien todos   han escuchado y que murió en la cruz, no era un SIMPLE MORTAL como todos creían. es el mismo MESÍAS PROMETIDO Y PROFETIZADO POR LOS PROFETAS.
2. Que Jesús era DIOS MISMO. Todo esto Juan lo va a comprobar de manera muy clara.

Juan 1:15
  Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo. 
 1:16  Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia. 
 1:17  Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. 
 1:18  A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer. 

A LOS GENTILES:
Que  pudieran ver que este Jesús no fue solo un hombre “iluminado” u otro “dios” más.  Sino EL ÚNICO Y VERDADERO DIOS, CREADOR DEL UNIVERSO  HECHO HOMBRE Y ÚNICO REDENTOR DE LA HUMANIDAD. 
Juan 1:1-3  
 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. : 2  Este era en el principio con Dios. : 3  Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. 

Juan 1:9-14
  Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. 
: 10  En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. 
: 11  A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. 
: 12  Más a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; 
: 13  los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. 
: 14  Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. 

Habiendo entendido esto, será más fácil entender que cada señal (como lo menciona Juan) no fueron hechos a la ventura. Todas ellas tenían un propósito muy claro de poder demostrar SU DIVINIDAD  Y  SU PERSONA MESIÁNICA.  En la siguiente parte numero 2 veremos a la luz de la Biblia como se confirma esto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué es la iglesia para ti?

EL PODER DE DIOS REPOSANDO EN EL CREYENTE

“CUANDO LA SAL PIERDE SU SABOR”