¿Has sido hipnotizado o eres un verdadero creyente?

Has sido hipnotizado para vivir bajo una falsa identidad, para que te veas a ti mismo como tan sólo un pecador salvado que intenta servir a Dios? ¡Deja que esta verdad te despierte! No eres únicamente un pecador salvo por la gracia. Eres un santo que tiene la vida de Cristo en el centro de tu ser. Un pecador salvo por la gracia pasa su tiempo a la defensiva de Satanás. Alguien que sabe que es un santo está a la ofensiva.

Bob George comparte una gran ilustración de esta verdad. Imagínense que un rey decreta que el perdón se extenderá a todas las prostitutas. ¿Serían buenas nuevas para ti si fueras una prostituta? Por supuesto que lo serían. No tendrías que preocuparte más con respecto a evitar la ley, o de tener un registro criminal. El perdón, definitivamente, sería bueno para ti. Pero no te daría necesariamente la motivación para cambiar tu estilo de vida.

Pero supón que además de darte el perdón, el rey viniera a ti en lo personal y te pidiera que fueras su esposa. ¿Te daría eso una razón para cambiar la manera en que vives? ¡Absolutamente! ¿Quién no cambiaría la vida de prostitución por la de una reina? El obtener una nueva identidad como la esposa del rey sería tu motivación para abandonar la prostitución. 
Cuando te volviste cristiano, probablemente comprendiste que todos tus pecados habían sido perdonados. Pero, ¿te dio ese perdón la suficiente motivación para cambiar tu comportamiento? La Biblia dice que somos la esposa de Cristo, ¡y esa relación nos da una nueva identidad! Una comprensión adecuada de nuestra identidad en Cristo es suficiente motivación para tener una actitud totalmente diferente hacia el pecado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué es la iglesia para ti?

EL PODER DE DIOS REPOSANDO EN EL CREYENTE

" Los Indoctos e Inconstantes" (1 parte)