¿Sufres de Selfitis...?


                     


Una de las cosas que el internet y las redes sociales han dejado al descubierto es lo que hay en el corazón de las personas. Podemos ver con claridad lo que una persona es con solo leer su muro. Esto incluye a los cristianos y es lamentable que muchos demuestren una carencia de su identidad en Cristo. En este caso en particular me refiero a lo que se denomina en español "auto fotos" o "selfies".  Ha llegado a ser un problema tan grave que incluso ya está catalogada como un trastorno mental. Esta es la definición :  

Se definió a la "selfitis" como: 
"El deseo compulsivo obsesivo para tomar fotos de uno mismo y publicarlos en los medios sociales como una forma de compensar la falta de autoestima y para llenar un vacío en la intimidad".

Puedo entender que esto suceda en el mundo y que precisamente por esa carencia de no tener a Cristo la persona siente la necesidad de llenar un vacío en su corazón. Lo triste es que este "fenómeno" lo encontramos en muchos cristianos y es lamentable. 

Dice la palabra que en Cristo Jesús estamos completos. La palabra que usa Pablo en Colosenses 2:10 "completos" habla de algo que está lleno, de tal manera que se usa para describir la historia en donde Pedro bajo órdenes del Señor va a echar la red y dice que eran tantos los peces que las redes estaban llenas y que pensaban que la barca se hundiría. 

Eso es exactamente lo que somos en Cristo. Estamos completos y llenos. Sin necesidad de nada. No necesitamos la aprobación o simpatía de nadie. No estoy diciendo de manera farisea que no se deba o que este mal que se pongan fotos o "selfies" con amigos, la familia, hermanos de la Iglesia, etc. Eso sería bastante natural y normal. Estoy hablando de aquellos cristianos que tienen problemas en literalmente llenar sus muros de "selfies", muchas veces buscando la aceptación y esperando que todos los halaguen. Finalmente, el artículo da una recomendación. 

"Recomendación: Para saber si tienes "selfitis" haz un ejercicio de honestidad, revisa tus redes sociales, y si la mayoría de tus publicaciones son selfies donde estés sólo entonces acude con un profesional para que te diagnostique." 

Sabemos que como hijos de Dios, no necesitamos ayuda psicológica lo que sí creo es que debemos de ser bastante honestos (como lo dice esta recomendación) y admitir los motivos que nos mueven al publicar de manera excesiva o enfermiza nuestras fotos.  Hemos sido aceptados por Cristo, no por nuestros méritos u obras, sino por su Gracia. Vivamos en esa Gracia, día a día, agradando a  aquel que nos salvó y dándole gloria, dejando que el brille y no nosotros. 



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué es la iglesia para ti?

EL PODER DE DIOS REPOSANDO EN EL CREYENTE

“CUANDO LA SAL PIERDE SU SABOR”